Añadir a Favoritos

Canción


Escuchar Oh María, Madre mía

Letra:

OH MARÍA, MADRE MÍA, OH CONSUELO DEL MORTAL,
/ AMPARADME Y GUIADME A LA PATRIA CELESTIAL. / (2)

Con el ángel de María las grandezas celebrad;
/ transportados de alegría sus finezas publicad. / (2)
ESTRIBILLO.

Quien a ti ferviente clama halla alivio en el pesar;
/ pues tu nombre luz derrama, gozo y bálsamo sin par. / (2)
ESTRIBILLO.

De sus gracias tesorera la nombró tu Redentor;
/ con tal Madre y medianera, nada temas, pecador. / (2)
ESTRIBILLO.

Pues te llamo con fe viva muestra oh, Madre, tu bondad;
/ a mí vuelve compasiva tu mirada de piedad. / (2)
ESTRIBILLO.

Hijo fiel quisiera amarte y por ti sólo vivir;
/ y por premio de ensalzarte, ensalzándote morir. / (2)
ESTRIBILLO.

Del eterno las riquezas por ti logré disfrutar
/ y contigo sus finezas, para siempre publicar. / (2)
ESTRIBILLO.

Por favor informa si el enlace de reproducción está roto aquí

 Audio disponible     Audio no disponible

Oh María Madre mía
Esta es una de las canciones más dulces acerca de María, la madre de nuestro Salvador Jesucristo y nuestra madre también. Ella, después de Jesucristo es la persona que puede interceder por nosotros ante nuestro Dios eterno.

La letra “Oh María Madre Mía” está compuesta de poesía y alabanzas, agradeciendo el gran sacrificio y apoyo que ella siempre nos brinda cuando más necesitamos del amor de una madre. No importa si no se conoce el amor maternal de una madre terrenal porque el amor celestial que nuestra madre María nos da es más que suficiente.

El penúltimo párrafo de la letra “Oh María Madre Mía”, es ella dirigiéndose a nosotros sus hijos queriendo premiar y bendecir nuestra fidelidad a Dios y a Ella.

A ella le debemos el que nuestro Señor Jesucristo haya venido a la tierra y así pudieran ser redimidos nuestros pecados, su obediencia cambió el mundo perdido por uno de paz y esperanzas. Ella nos da consuelo en las horas de pesar y da esperanzas al pecador arrepentido.

La letra “Oh María Madre Mía” da a conocer la mujer santa que fue y sigue siendo María, la suave melodía como acompañamiento es una delicada oración para nuestra madre llena de amor y misericordia para todos los hombres y mujeres del mundo entero.

Esta canción es siempre usada en el día de las madres o en cualquier ocasión que se desea rendir homenaje y reverencia a la Santísima Virgen. La letra y la melodía hacen que uno desee cantarla una y otra vez.







Etiquetas: partituras,acordes letras de canciones cristianas católicas, letras de canciones a la Virgen María, letras de canciones al Espíritu Santo, Pentecostés, Adviento, Navidad (letras de Villancicos), Alabanza a Dios, Adoración, ...